Educación y Formación Técnica Profesional (EFTP)

Este desbalance entre los actuales niveles de formación/calificación de la fuerza de trabajo panameña y la creciente demanda de las empresas por trabajadores calificados, ha resultado en un aumento de trabajadores migrantes. Pese a que el sistema educativo formal y el de formación técnica profesional gradúan en conjunto a más de 100 mil personas al año, el 58% del sector empresarial encuentran problemas para cubrir sus vacantes. Así, la brecha entre las competencias de las personas dispuestas a trabajar y las competencias que demandan las empresas, constituye un desafío fundamental tanto en materia de competitividad como de equidad. Este desajuste en el sistema de desarrollo de las competencias para el trabajo y para la vida, constituye un desafío que obstaculiza la estrategia de crecimiento económico inclusivo a la que aspira Panamá.

Es por ello que hay falencias marcadas  en trayectorias de desarrollo profesional para quienes están insertados en los esquemas de educación y capacitación, asimismo se evidencia en el aspecto de ingreso al sistema de educación Técnico Profesional, allí prima con urgencia por parte del Gobierno con un modelo de gestión y supervisión y que el currículo ofertado refleje las necesidades de la industria como el de propiciar una relación entre esta última y los centros escolares.

De esta manera surge enhorabuena este proyecto compartido desde la OEI para poder apuntalar hacia una consigna colectiva, proyectada, realista y viable hacia el consenso de un plan nacional donde todos  los implicados se vinculen y establezcan sinergias suficientes en pos de ese desarrollo socioeconómico deseado.   Las mesas de trabajo han sido ese vehículo conductor para el logro de este cometido.

El objetivo fundamental de la Mesa de Trabajo ha consistido en la puesta en común de  propuestas de mejora, desarrollo y/o reforma en el país respecto a los temas prioritarios relativos a la Educación y Formación Técnico Profesional, para culminar en la formulación de un “Plan Nacional de EFTP”.